Pictet AM lanza Pictet-Strategic Credit

Pictet AM ha lanzado Pictet-Strategic Credit, un nuevo fondo domiciliado en Luxemburgo bajo normativa UCITS, de liquidez diaria.

Con este lanzamiento, pretenden mantener una baja correlación con los activos de riesgo tradicionales mediante una asignación activa y diversificada a los mercados mundiales de deuda corporativa

Pictet-Strategic Credit Fund está domiciliado en Luxemburgo bajo normativa UCITS y tiene liquidez diaria. Está gestionado por Jon Mawby, director de deuda corporativa grado de inversión de Pictet AM.

En opinión de Pictet AM, “los inversores necesitan replantearse el papel de la renta fija en sus carteras”. Por este motivo, la gestora ha lanzado el fondo Pictet-Strategic Credit, una estrategia de deuda corporativa mundial sin restricciones, que tiene como objetivo proporcionar una rentabilidad ajustada al riesgo atractiva para los inversores de largo plazo, protegiendo el capital.

Según explica la gestora, la estrategia pretende mantener una baja correlación con los activos de riesgo tradicionales mediante una asignación activa y diversificada a los mercados mundiales de deuda corporativa. En concreto Pictet-Strategic Credit trata de generar una rentabilidad anual del 5% en términos netos en periodos de tres a cinco años.

El fondo cotiza en dólares y cuenta con clases con cobertura en euros, siendo de valoración y liquidez diarias y estando registrado en España, pendiente de ser traspasable sin peaje fiscal. Según señalan desde Pictet AM, está domiciliado en Luxemburgo bajo normativa UCITS y registrado en España en Austria, Bélgica, Italia, Países Bajos, Alemania, Francia, Reino Unido, Luxemburgo, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia e Irlanda.

Para Jon Mawby, director de deuda corporativa grado de inversión y gestor principal del fondo, los inversores necesitan replantearse el papel de la renta fija en sus carteras y ser conscientes de los graves problemas que se acumulan para el futuro.

“En este ciclo hay que ser razonable y prudentemente contrario. Hay que tener en cuenta que cuando los mercados de deuda corporativa ofrecen rentabilidades semejantes a las de las acciones, pero con el nivel de riesgo propio de los bonos, tiene sentido invertir en segmentos de valor. Sin embargo, cuando la confianza de los inversores resulta excesiva y la deuda corporativa empieza a generar rentabilidades semejantes a las de los bonos, con los niveles de riesgo propios de las acciones, es importante reajustar la cartera hasta el próximo ciclo”, ha explicado Mawby.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *