4.000 firmas financieras británicas están en riesgo de quiebra

Alrededor de 4.000 firmas de servicios financieros del Reino Unido veían amenazada su supervivencia por el impacto de la pandemia en las condiciones del sector, según ha advertido la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), el regulador financiero británico, tras realizar una encuesta entre 23.000 entidades.

Asimismo, preguntadas sobre si preveían un impacto negativo de la pandemia en el beneficio neto, el 59% de las firmas financieras encuestadas reconocieron que ha tenido un efecto adverso. De esta cifra, el 72% esperaba un impacto negativo de entre el 1% y el 25% en los tres meses posteriores a la encuesta, mientras que un 3% anticipaba un efecto superior al 76%.

“A finales de octubre, identificamos 4.000 empresas de servicios financieros con baja capacidad de recuperación financiera y un mayor riesgo de quiebra”, indicó Sheldon Mills, director ejecutivo de Consumidores y Competencia de la FCA.

“Estamos en una situación sin precedentes y en rápida evolución (…) Una recesión del mercado impulsada por la pandemia pone en riesgo la quiebra de un número significativo de empresas”, añadió.

En este sentido, el regulador británico precisó que se trata principalmente de empresas pequeñas y medianas, de las que aproximadamente el 30% cuentan con el potencial de causar daños en caso de quebrar.

No obstante, la FCA advirtió de que la encuesta fue realizada antes de la extensión del plan de suspensión de empleo del Gobierno, equivalente a los ERTE españoles, así como de los desarrollos positivos respecto de las vacunas y el anuncio de nuevas restricciones, por lo que el regulador se comprometió a repetir la encuesta regularmente.

El Brexit ha generado que el futuro de los servicios financieros británicos fuera de la UE sea incierto, con negociaciones bilaterales que apenas acaban de comenzar y el riesgo de pérdida de actividad en este sector clave del Reino Unido.

El acuerdo comercial post-Brexit firmado en Navidad entre Londres y Bruselas “es solo el comienzo, habrá meses” de discusiones, afirma a la AFP Simon Gleeson, abogado del bufete Clifford Chance.

El acuerdo comercial entre Bruselas y Londres, de más de 1.200 páginas, apenas hace alusión al sector de las finanzas, que mueve unos 150.000 millones de libras al año (165.000 millones de euros, 204.000 millones de dólares), mucho más que el políticamente simbólico de la pesca.

Las dos partes se han fijado como objetivo alcanzar antes de finales de marzo un acuerdo marco sobre cooperación en servicios financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *